El uniforme de trabajo no tiene porqué ser feo

Aunque pienses que los hombres no somos coquetos, te estarás mintiendo a ti mismo. Seguro que te miras al espejo más de una vez al día, y te arreglas cuando tienes una cena o evento importante. Así pues, tu uniforme de trabajo no tiene porqué ser feo.

La variedad de vestuario laboral

Hay muchas prendas de ropa laboral y calzado de seguridad para elegir. No todo se reduce en prendas feas o que no sean de tu agrado. Como ya te conté en el artículo click aqui deberás tener en cuenta siempre que dicho vestuario y calzado cumpla la normativa más adecuada para el desarrollo de tu actividad, y a partir de aquí, elegir entre el surtido del catálogo de productos.

La imagen de marca o imagen corporativa

Hace unas semanas, en el artículo click aqui te contaba la importancia de mantener una imagen coherente con tu marca o negocio. Así pues, elegir las prendas de ropa que se adapten a tu imagen de negocio, marcará la diferencia de la percepción de tus clientes. Además, si quieres, también puedes pedir una personalización al 100% con nuestro servicio de personalización.

Personalización del vestuario laboral

Aún si crees que personalizar tanto tu vestuario, es un poco exagerado o tu presupuesto no es tan elevado, siempre puedes añadir tu logotipo en la ropa. Este punto es súper recomendable. Échale un vistazo al artículo que te comentaba antes y verás porqué.

Razones por las que un uniforme de trabajo no tiene porque ser feo

La razón principal es por nuestra autoestima y estado de ánimo. Sí, ya sabemos que estás trabajando, y que seguramente vas a ensuciarte y tal vez en alguna ocasión, hasta romper una camiseta, pero no por esa razón tienes que verte mal arreglado frente al espejo, y más sabiendo que hay opciones.

Está científicamente probado que cuanto más mal y dejado nos vemos, menos queremos arreglarnos. Y eso es una rueda sin fin. No quiero ponerme catastrófico, pero verte mal implica baja autoestima, que a su vez implica menos motivación por el trabajo, que a su vez implica un estado de ánimo menos empático, que trae como conclusión menos clientes y más mal humor. Hay muchos más factores a contemplar para llegar a ese punto, pero si éste es uno de ellos, y lo puedes evitar, hazlo.

Mi consejo es este: sexy, siempre sexy 🙂

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.