La historia de los jeans de trabajo

Jeans, un pionero de la ropa de trabajo

Desde su creación en 1853 por Levi Strauss, Los jeans han estado omnipresentes en la vida de los trabajadores. Diseñados para soportar las duras condiciones de trabajo de los mineros y esclavos que trabajaban en los campos de algodón, pueden ser considerados un verdadero pionero de la ropa de trabajo.

La invención de los jeans proviene de los trabajadores que, para protegerse en sus duros lugares de trabajo, desarrollaron unos pantalones a partir de duras lonas con un tejido resistente y rígido proveniente de Génova. Fue mediante la transposición de esta idea en el algodón tejido de sarga, más conocido hoy como Denim, que aparecieron los vaqueros azules. Este tejido de algodón era mucho más resistente y ligero que el anterior, que era más rígido y pesado.

La competencia entre los fabricantes de jeans aumentó a finales de 1800, principalmente en América, cuando la patente poseída por Levi Strauss y Jacob Davis (para los remaches de cobre en los bolsillos) expiró. Diferentes marcas de ropa de trabajo florecieron y los fabricantes mantuvieron la batalla comercial centrada en la innovación y la publicidad. Esta lucha feroz fue beneficiosa, ya que aseguró las continuas mejoras de los pantalones. Así vimos, por ejemplo, la aparición de un remiendo de cuero en la parte trasera en 1896, los lazos de cinturón en 1922 y la fijación en 1925. Este aumento de la competencia obligó a los fabricantes a fabricar más. De hecho, al querer constantemente diferenciarse de competidores, los fabricantes mejoraron sus prendas haciéndolas más funcionales y con una mejor estética.

La popularidad de los jeans en Europa

Levi Strauss utilizó la imagen del vaquero que llevaba los pantalones vaqueros en un anuncio. Este fue el principio de su popularidad, y en 1935, los pantalones vaqueros aparecían por primera vez en la portada de la revista Vogue. También fueron usados ​​por los soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Los militares vendían sus existencias de jeans en supermercados de toda Europa, donde comenzaron a ser populares a través de su presencia en las películas americanas. En 1950, los jeans se convirtieron en el símbolo de la revuelta de la generación más joven. A menudo se asociaban con grupos de jóvenes moteros vistiendo sus jeans con una chaqueta negra mientras montaban su Harley Davidsons. Se convirtieron en un símbolo de rebelión, haciendo que las escuelas americanas decidieran prohibir su uso.

Después de la guerra, los pantalones vaqueros se pusieron de moda en Europa, alejándolos así de su función anterior como vestuario laboral. En los años 60 fueron adoptados por los hippies, que los personalizaban con las flores del algodón y otros diseños coloridos. Esta personalización de los pantalones vaqueros les dieron una dimensión extra y los hicieron más populares especialmente entre la gente joven. Es por eso que en la década de los 80, los jeans estaban presentes en la sociedad y en todas las clases sociales. Se democratizaron, y los diferentes estilos que se han desarrollado, les permiten posicionarse como una prenda que muestra los valores de su portador. A finales de la década de 1990, los jeans eran usados tanto por hombres como por mujeres, sobre todo gracias a la apariencia de jeans delgado-corte.

Jeans, un siglo después de …

En 1990 los pantalones vaqueros se habían convertido en un verdadero artículo de moda, ya no considerado como ropa de trabajo por sus portadores. La función principal con la que se habían diseñado estaba amenazada por desaparecer. Pero en 1990, en su tierra de origen (Estados Unidos), reaparecieron en el mundo de los negocios gracias a el Casual Day. Este es un día especial (cada viernes) donde algunas empresas permiten a todos sus empleados vestirse de forma distinta, romper la división social entre los diferentes niveles jerárquicos. ¿Y sabes qué ropa es usada por la mayoría de los empleados en su día a día? Lo mismo que se había inventado 100 años antes para los trabajadores: los jeans.

Poco a poco, los pantalones vaqueros recobraron cierta popularidad entre el vestuario laboral, recuperando así, parte de su función principal. En 1997 fue el renacimiento confirmado de los vaqueros de trabajo. Estos pantalones no tenían corte especial y rápidamente se hicieron populares entre el sector de la construcción, especialmente debido a su apariencia funcional y resistente.

La historia de esta prenda diseñada originalmente para los trabajadores es una verdadera historia de éxito, que es una reminiscencia de la historia del calzado de seguridad.

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.