Historia de las herramientas

La tecnología marca la diferencia

A diferencia de otras especies, los humanos hemos sido capaces de adaptarnos a nuevos entornos y sobrevivir en cualquier lugar. Todo ello se lo debemos a la tecnología y a la capacidad de desarrollar nuevas herramientas.

Los primeros utensilios

Hace más de dos millones de años, en el Paleolítico, ya se empezaron a fabrica instrumentos. Éstos primeros instrumentos se caracterizan por ser poco complejos, aunque su fabricación conllevaba una serie de procedimientos que demostraban cierta inteligencia.

Principalmente eran piedras talladas por uno o dos lados que formaban un buen filo.

Poco a poco, durante ésta época, se fueron desarrollando utensilios más complejos y estandarizados. Un ejemplo es el bifaz, un objeto tallado por las dos caras con forma ovalada en su base y acabado en punta. Más tarde, éstas herramientas evolucionaron hasta llegar a la aparición del arco con flechas y los arpones, utilizados principalmente para la caza.

Egipto, una de las primeras civilizaciones

Siguiendo con la evolución humana, encontramos una de las civilizaciones más antiguas que se conocen, la egipcia. La cultura egipcia se estableció junto al río Nilo, el cual, junto con la agricultura, era básico para que el pueblo egipcio pudiera subsistir. El campesino egipcio ya contaba con un gran número de herramientas, principalmente hechas de madera, que le ayudaban a realizar sus tareas diarias, entre las que destacan son la azada y la hoz. El trabajo del oro y la plata tuvieron también una gran importancia.

Gracias a los avances para fundir los metales, trabajar los moldes y el pulimiento de los materiales, se pudieron realizar auténticas maravillas, como por ejemplo las máscaras de los reyes Tutankhamón o Psusennes I.

Para el trabajo de la piedra,en esta época, ya se empleaban sierras, mazas, escarpas y taladros. Herramientas imprescindibles para la fabricación de edificios para sus dioses y faraones.

También se han encontrado herramientas para el trabajo de la madera, por ejemplo mazos, cinceles, hachas, formones, cuchillos y raederas. Principalmente utilizadas para la carpintería naval, carpintería cotidiana o funeraria y la aplicada al armamento.

El trabajo de la piedra y la carpintería en la antigua Grecia y Roma

La gran necesidad en la antigua Grecia y Roma de trabajar con la piedra, implicaba complejas tareas para la extracción y trabajo de bloques de piedra de medidas y formas determinadas. Para ello se desarrollaron diferentes herramientas como punteros y macetas para el corte, la ecoda, la picoleta y el martillo para el desbastado y el los cinceles para el labrado.

En la carpintería, herramientas como hachas, sierras, martillos, barrenas, cepillos eran utilizados por los carpinteros para la fabricación de muebles, acabados en los edificios y en la construcción de barcos. Para el ensamblaje de las piezas, se utilizaba el formón o escoplo.

La diversidad de oficios en la Edad Media

En esta época es cuando aparecen los gremios, que agrupaban artesanos de un mismo oficio como albañiles, carpinteros, picapedreros y escultores. Para cada gremio se desarrollarán nuevas herramientas para trabajos cada vez más específicos.

En el cuadro general de la construcción, se tiene constancia de la existencia de distintas herramientas como por ejemplo la maceta, la paleta y la plomada. Así como sierras, cinceles, barrenas, gubia, azielas…

Por otro lado, la edad media fue un mundo en el que la subsistencia de la población dependía del control y la mejora de los ciclos agrícolas, hecho que implicó un proceso de perfeccionamiento y adaptación de las herramientas del campo hasta el punto que la mayor parte de las herramientas que conocemos en la actualidad mantienen la misma forma y función que las que tenían en los inicios de la Edad Media.

La máquina de vapor impulsor de la revolución industrial

Al final del siglo XVII tuvo lugar un proceso de transformación económico, social y tecnológico, la revolución industrial. El principal avance tecnológico fue la máquina de vapor, que mediante vapor de agua, transforma la energía térmica en energía mecánica, agilizando los procesos de producción y permitiendo el inicio de la producción en masa de productos.

La evolución de las máquinas de vapor, el descubrimiento de materiales más resistentes y el progreso al trabajar con piezas de metal dieron lugar al impulso de las máquinas-herramienta. Más tarde, en la década de 1870, se empezó a utilizar la electricidad en el ámbito industrial y en 1973 se aplicará como fuerza motriz en las máquinas-herramientas.

Cómo método de unión de piezas, el tornillo, por su mejor agarre y desmontabilidad, reemplazó al clavo, la soldadura sustituyó a los remaches y la cola empezó a utilizarse como elemento de unión.

Herramientas, la clave para evolucionar

Finalmente podemos decir que la evolución tecnológica ha cambiado la evolución del ser humano. Las técnicas de trabajo y de adaptación al entorno, su perfeccionamiento e innovación no habrían sido posibles sin el concepto de la herramienta.

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.