3 errores al evitar riesgos laborales

A menudo corremos riesgos innecesarios y que a veces ni siquieras somos conscientes de ello. Hoy hablamos sobre los 3 errores más comunes en cuanto al evitar riesgos laborales se refiere.

Comentarte que mi intención es simplemente hacerte más consciente, tanto a ti como al resto de los lectores. Ojalá que al final del 2018 podamos decir que hemos bajado la tasa de accidentes laborales. Al menos este es uno de mis propósitos. Te dejo el articulo de los propósitos para este nuevo años 😉

Pensar que está todo controlado sin comprobarlo

El primer error que me he encontrado en algunos de mis trabajos y compañeros, es el exceso de confianza en uno mismo. Éste es uno de los mayores errores que podemos cometer cuando se trata de seguridad laboral. Pensar que lo tenemos todo controlado sin comprobarlo, puede ser fatal en el desarrollo de actividades en el trabajo.

Tener confianza es necesario para no bloquearnos en según que tareas, pero todos los excesos son malos. Es por esa razón que es primordial hacer las comprobaciones necesarias, tantas veces como haga falta.

Seguro que a ti también te ha pasado alguna vez eso de pensar que no has cerrado bien la puerta de casa o el coche, y vuelves a comprobarlo. Hasta seguro que 2 y 3 veces seguidas. Eso es a raíz de no prestar la suficiente atención a lo que estamos haciendo. Así pues, ¿realmente estás seguro que has hecho las comprobaciones necesarias?

No peques de quedarte corto en este aspecto.

Olvidarse del vestuario de seguridad

Otro de los errores más comunes es dejarse el vestuario de seguridad. Cuando hablo de olvidarlo, no me refiero a dejarte en casa el calzado, sino de aquellos complementos que son necesarios en ciertas tareas y que a veces, por no ir a buscarlas de nuevo, pensamos No pasa nada, y ¡pam! Ahí es cuando pasan las cosas.

Igual que te comentaba en el punto anterior, pecar de precavido no es el problema, el problema viene cuando hay el accidente laboral.

Tener una mala planificación o estructura de la seguridad

En cuanto a este punto, me gustaría hacer hincapié en la importancia de tener un buen plan de acción ante las situaciones de emergencia.

Muchas empresas, y sobretodo autónomos por cuenta propia, ni siquiera se han planteado alguna vez qué harían en caso de accidente.

Un accidente laboral puede ser hacer un mal gesto y que te dé un tirón en la espalda. Ahí no hay problema. Puedes llamar por teléfono, o hasta seguir con tus tareas hasta que puedas ir al médico. El problema es que un accidente grave te puede dejar inconsciente o sin posibilidad de acceso a una llamada de emergencias. Entonces ¿qué harías? ¿cómo procederías? Estas preguntas deben tener respuesta, ya que son parte de un plan debidamente estructurado que tendrías que tener disponible y en mente en cualquier momento.

Piénsalo, no cuesta nada hablar con un experto en planes de evacuación y seguridad laboral, y que te guíes y aconseje.

Espero que nunca tengas que darle uso, pero por si acaso…

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.