La salud y la seguridad

No se si te he contado alguna vez, que me encantan las actividades dirigidas. Sí, aquellas que se hacen en los gimnasios y piscinas. Pues bien, a parte de todos los proyectos que tengo y a todo lo que me dedico profesionalmente, una de las cosas que hago es impartir clases dirigidas en una instalación deportiva. Me encanta hacerlas porque me mantienen en forma, estoy en contacto con gente y me ayuda a motivarme y motivar a los asistentes.

La salud de nuestro cuerpo

El caso es que el mes de enero es de aquellos meses de subidón en las instalaciones deportivas. Todo el mundo viene de las Navidades, de comer mucho y a veces mal. Es el momento en que muchos se ponen los propósitos para el nuevo año, y uno de ellos suele ser hacer deporte y tener una dieta más equilibrada.

Coger este tipo de hábitos son fantásticos para nuestra salud, ya que nos mantendrán más sanos, fuertes y con un mejor estado de ánimo. Te animo a ponerlo en práctica.

La seguridad que descuidamos

En cambio, me sorprende mucho esa gente que se deja un dineral en complementos para el gimnasio, para el running y para cualquier tipo de deporte, y descuida la seguridad en sus puestos de trabajo. Conozco algunos de estos y, a parte de no tener argumentos, siguen como si nada.

Es decir, se cuidan por dentro con una dieta saludable, se cuidan por dentro y por fuera haciendo ejercicio y deporte, y cuando se trata de prestar atención a la seguridad laboral, al vestuarios y calzado de seguridad, olvidan que es el mismo cuerpo que tanto cuidan el que está en riesgo.

Como siempre hablamos aquí, no es necesario volverse un obseso de la seguridad, pero si tener en cuenta todas las tareas que desarrollas. Cuales son las que más te exponen a riesgo. Con cuales necesitas herramientas extra o complementos de vestuario. Y poner remedio a todo esto.

La salud y la seguridad

A la frase Tener salud la asociamos a comer bien, a hacer deporte, a no estar enfermos. Pero en mi opinión, la cosa va un poco más allá.

Creo firmemente en todo lo antes mencionado, pero yo añadiría más cosas como por ejemplo cuidar las relaciones personales con amigos y familiares, tener una filosofía de vida más ecológica y natural, evitar el sufrimiento a personas y animales (es una de las razones por las que soy vegetariano), y por supuesto mejorar la seguridad tanto en mi trabajo como en mi día a día. Estos puntos, igual que muchos otros que podría añadir, forman parte del respeto y autoestima propios.

Tener un mayor respeto hacia uno mismo, hace aumentar nuestra autoestima, que como consecuencia equivale a una mejor salud. Eso sí, procura que tus convicciones morales se ajusten contigo y que aceptes las consecuencias de ellas.

Así pues, como conclusión en mi opinión, tener una buena salud es sinónimo de preocuparte por tu seguridad sea donde sea.

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.