Más vale prevenir que curar

Mi mujer tiene una empresa de estética, belleza y salud. A menudo me cuenta que vienen clientas a hacerse algunos servicios y que ya quieren aprovechar para hacerse otros. A parte de ser un poco de desestructuración de su agenda, la mayoría de las veces no puede atenderlas, y te cuento porqué.

Cuando llegan al salón suelen ver promociones, y unas de ellas son de tinte y permanente de pestañas. No te contaré aspectos técnicos de estos servicios, sino simplemente que sepas que deben venir sin maquillaje. No es que sean servicios que no se puedan hacer limpiando el maquillaje en el momento, pero no es lo recomendable.

El criterio de mi mujer es bastante estricto, y en eso coincido con ella, si no puede ofrecer un servicio de calidad, no lo hace. Así que muchas de las clientas acaban cogiendo hora para próximas fechas por no poder hacerse el servicio en el momento.

La previsión

Esto mismo pasa cuando no preparamos con antelación las tareas que tenemos que hacer al día siguiente o según los materiales que necesitemos, más tiempo. La preparación y antelación de la agenda que tengamos al siguiente día es imprescindible para organizar las tareas de forma correcta.

Ganaremos en productividad, es decir que haremos las cosas más rápido y mejor. Ganaremos en calidad de servicio, aspecto importantísimo cuando somos autónomos y tenemos que quedar bien con el cliente y lograr un cliente satisfecho.

La calidad de servicios

Muchos profesionales se escudan en los materiales. Trabajar con materiales de mala calidad conlleva una pérdida de tiempo y esfuerzo, que en mi opinión son innecesarios. Entiendo que un material bueno conlleva un esfuerzo económico, pero a la larga sale a cuenta. Además, perder el tiempo es perder dinero.

Pensemos una cosa, cuanto más a gusto trabajemos más rendiremos, y antes terminaremos las tareas. Además, si la calidad es superior podremos subir los precios. Esto deriva en clientes satisfechos y en recomendaciones a familiares y amigos.

Conclusiones

Como habrás visto, siempre vale más la pena trabajar sobre seguro y saber que podrás ofrecer un servicio de calidad, que intentar ahorrarnos cuatro duros en materiales.

Al final, lo barato sale caro.

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.