Impermeable, resistente o repelente al agua: ¿cuál es la diferencia?

A menudo usamos erróneamente los términos impermeable, resistente y repelente al agua como sinónimos. Sin embargo, hay una diferencia técnica importante entre las tres variantes.

RESISTENTE AL AGUA VS. IMPERMEABLE AL AGUA VS. REPELENTE AL AGUA

Cuando se trata de mantenerse seco en un ambiente de trabajo húmedo, o en un clima acuoso, se han de mantener los términos de resistente, repelente e impermeable al agua bien separados . Esto es debido a que con la resistencia al agua y el repelente al agua aún puedes mojarte.  De esta forma, con la ropa de trabajo repelente o resistente al agua, especialmente si se está expuesto a la humedad, a la lluvia o a la nieve durante mucho tiempo, nos acabaremos mojando.

Sin embargo, con ropa de trabajo hecha de material impermeable, debemos mantenernos secos. En su caso no importar cuánto tiempo la humedad afecte a la ropa.

¿QUÉ SIGNIFICA IMPERMEABLE?

En la industria textil, se definen los estándares de impermeabilidad como la ropa que es impenetrable para el agua durante las condiciones climáticas más severas. Por esta razón, la ropa impermeable tiene que tener cierto tipo de confección que evite la entrada del agua, además de poseer un tejido particular. Todas sus costuras deben estar selladas. Además de ello, tiene que contar con sistemas de cierre efectivo en las zonas críticas como las mangas, las muñecas y la capucha en el caso de llevarla.

¿QUÉ SIGNIFICA RESISTENTE AL AGUA?

Por su parte, las prendas denominadas como resistentes al agua no son impermeables. En el caso de que la lluvia sea fuerte o tengamos que someter nuestras prendas a altas presiones de agua no serán efectivas. Sin embargo, sí que nos ofrecerán protección contra las lluvias leves. Por consiguiente, si queremos caminar un periodo largo bajo la lluvia, probablemente acabaremos mojados.

¿QUÉ SIGNIFICA REPELENTE AL AGUA?

En un tercer concepto nos encontramos la repelencia al agua. Se genera gracias a un recubrimiento químico que se aplica a la tela exterior de las prendas. Su función final es hacer que el agua «resbale» por la superficie en forma de agua, sin llegar a ser absorbida. Dichas películas son llamadas DWR (Durably Water Repellency). Sin embargo, no resultan por sí mismas un método de impermeabilidad, a no ser que estén combinadas con telas impermeables. De esta forma, evitaríamos la saturación de agua en la superficie de la prenda.

¿CÓMO PODEMOS MEDIR ESTOS PARÁMETROS?

Encontraremos el nivel de resistencia al agua de las diferentes prendas en sus respectivas fichas técnicas. Dicha resistencia es medida en milímetros de su columna de agua. De este modo, accederemos a una información similar a la siguiente:

  • 0-5.000mm: En este caso el número cero implicaría no tener resistencia de ningún tipo al agua (una camiseta técnica, una camisa normal, etcétera). En su otro extremo, 5.000mm, simbolizaría una resistencia no muy alta. Nos podría ser útil en condiciones de lluvia ligera o nieve seca, por ejemplo. En este caso podríamos apuntar al ejemplo de nuestra chaqueta de trabajo impermeable. Cuenta con una impermeabilidad de 3.000mm de columna de agua.
  • 6.000mm-10.000mm: Dentro de estos parámetros englobaríamos la resistencia a la lluvia ligera y moderada, así como una nevada moderada. En este caso tendríamos disponibilidad de nuestro pantalón de trabajo softshell artic. Cuenta con una impermeabilidad de 3.000mm de columna de agua.
  • 11.000-15.000mm: En el caso de subir 5.000mm. más los parámetros hablaríamos de una protección adicional en nuestras prendas. Con ella tendríamos protección contra lluvia de moderada a fuerte, así como nevadas fuertes. Como ejemplo podríamos mencionar nuestra parka de trabajo nature. Cuenta con una impermeabilidad de 15.000 mm.
  • 16.000-20.000mm: Dentro de este balance nos encontramos con ropa resistente tanto a lluvias fuertes como muy fuertes, así como tormentas intensas de nieve.
  • Más de 20.000mm: Estaríamos en el nivel de prendas con protección extrema ante ambientes de humedad, lluvia y nieve.

PERO, ¿CÓMO SE MIDE ESA RESISTENCIA AL AGUA?

No nos era posible finalizar este artículo con esta curiosidad en el aire. Y es que, ¿alguien sabe cómo se mide esa resistencia al agua de las prendas?. ¡Pues resulta que las pruebas se realizan bajo la norma europea ISO 811:1981! (Lo cual se traduce como: Textile fabrics — Determination of resistance to water penetration — Hydrostatic pressure test). Dentro de la misma, se especifica exactamente cómo realizar en laboratorios las pertinentes pruebas de resistencia al agua de un tejido.

Para medir dicha resistencia al agua de la ropa, se emplean unos aparatos que miden lo que se denomina “columna de agua”. Para proceder a la misma, se coloca un tejido plano y tenso, sin que nada lo roce por debajo ni por encima. Seguido de ello, se coloca un tubo cuadrado de 1×1 encima, y se va llenando de agua. Esto hace aumentar la presión, hasta que finalmente el líquido acaba traspasando el tejido.

La medida en milímetros de la altura del agua en el tubo en el momento en el que el agua empieza a traspasar la tela indica su impermeabilidad. Curioso, ¿verdad? Y tú, ¿necesitas ser repelente, resistente o impermeable al agua?

Compártelo

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu Blog de Ropa de trabajo, vestuario laboral y calzado de seguridad. Te aconsejamos sobre todos los aspectos de seguridad en tu trabajo y resolvemos tus dudas.